¿Cómo limpiar acero inoxidable?
¿Cómo limpiar acero inoxidable?

Limpiar el acero inoxidable en la cocina industrial

Limpiar las herramientas, utensilios y mobiliarios fabricados en acero inoxidable suele ser una actividad muy complicada, especialmente si estas están expuestas a ambientes como la cocina donde hay presencia de grasas y aceites, a continuación te daremos algunos consejos realmente útiles y efectivos para dejar dichas superficies impecables.

De igual manera, te explicaremos al detalle como limpiar la campana de extracción de acero inoxidable y algunos trucos para dejarla como nueva.

El omnipresente acero inoxidable

Conocido como uno de los materiales de mayor durabilidad y rigidez, el acero inoxidable se encuentra presente en la mayoría de mobiliarios y herramientas usadas en la hostelería y restauración, especialmente en el área de la cocina.

Esto es debido a su alta resistencia a la corrosión causada por la humedad, el agua, las sales y otros elementos altamente corrosivos, lo que lo ha convertido en el material de mayor uso y el más recomendado para este tipo de actividades (preparación de productos para el consumo humano, áreas de cocina, autoservicios de comidas, etc.)

Consejos para limpiar el acero inoxidable

La combinación entre durabilidad y brillo ofrecida por este material no es inmune a los restos de comida, grasa y aceites que ensucian su superficie y hasta pueden mancharla si no se le hace una limpieza correcta.

Existen productos en el mercado los cuales son diseñados para limpiar de manera efectiva este metal, sin causarle daños ni disminuir su vida útil, sin embargo, te mostraremos algunos consejos que te facilitaran esta actividad y que además mostraran resultados mucho más satisfactorios:

Usa agua caliente

Este es uno de los secretos a voces de la limpieza del acero inoxidable, el agua caliente arranca de manera mucho más rápida y fácil la grasa o restos de comida adheridos a su superficie, logrando con ello evitar roces fuertes con esponjas que puedan rayarlo o quitarle su brillo característico.

Aplica mantenimientos de manera frecuente

Limpiar frecuentemente (aunque no hayan sido usados) con un paño húmedo los utensilios, ollas y herramientas fabricadas en este material, no solo los mantendrá impecables, sino que evitara que se manchen o pierdan su brillo a causa de la humedad del ambiente o del calor.

Bicarbonato, el arma secreta para el brillo

Existe un secreto para lograr que este material mantenga su brillo característico, lo que resulta en apariencias impecables y limpias de las herramientas y utensilios, se trata de una mezcla de bicarbonato (principal ingrediente), una porción de limón y agua a temperatura ambiente.

Después de hacer esta mezcla, humedecer un paño con la misma y frotar la superficie, los resultados son sorprendentes.

 No utilizar productos que debiliten su superficie o la maltraten

Existen productos destinados a la limpieza profunda que no es recomendable usarlos para lavar o limpiar herramientas, o mobiliario de acero inoxidable, ya que debido a su forma, componentes o porcentaje químico pueden causar daños irreversibles a su superficie, como arañazos o corrosión.

Estos son los productos que se deben evitar a la hora de limpiar o lavar cualquier equipo o herramientas fabricadas en acero:

  • Detergentes en polvo
  • Esponjas de acero
  • Limpiadores de plata
  • Desinfectantes y jabones clorados

Estos productos son muy efectivos para el lavado de cualquier tipo de utensilio; sin embargo, en el acero estos pueden causar arañazos, ralladuras o corrosión por lo tanto no es recomendable utilizarlos en estos casos.

Como limpiar la campana de la cocina de acero inoxidable

limpieza campanas de extracción

La campana extractora forma parte fundamental de la cocina y es uno de los mobiliarios que acumula mayor cantidad de grasa, siendo una herramienta necesaria en toda cocina industrial (o doméstica) es muy importante hacer lavados profundos y limpiezas frecuentes que eviten cualquier deterioro debido a dicha acumulación.

Para muchos propietarios de restaurantes, la limpieza de la campana de extracción de humos es una tarea que se realiza una vez al año, durante el cambio de temporada. Si bien es cierto que una campana de extracción debe estar libre de obstrucciones para funcionar correctamente, la limpieza del acero inoxidable es una tarea que debe realizarse con más frecuencia. El acero inoxidable es un material que se utiliza en una amplia variedad de aplicaciones, debido a sus propiedades resistentes a la corrosión, a la intemperie y a los arañazos. Sin embargo, el acero inoxidable también es susceptible a las manchas y a la abrasión, por lo que es importante mantenerlo limpio y libre de residuos. Aquí hay algunos consejos para ayudarte a mantener tu campana de extracción de humos industrial de acero inoxidable en óptimas condiciones.

1. Desconexión eléctrica de la campana

Este siempre será el primer paso, es necesario apagar el diferencial del variador de frecuencia que controla la campana o desconectar la parte eléctrica de la campana, para evitar cualquier accidente.

2. Retira todos los componentes desmontables

Antes de comenzar a limpiar la campana de extracción, es importante que retires todos los componentes desmontables, como las rejillas, los filtros y las tapas. Esto te permitirá tener un acceso completo a todas las superficies de la campana y te ayudará a evitar dañar cualquier componente durante el proceso de limpieza. Para este paso es necesario que se tengas cuidado, ya que algunas partes pueden tener bordes filosos, por lo tanto, es recomendable usar guantes o en caso de no contar con ellos, un paño húmedo también puede funcionar. Se deben retirar las partes de mayor tamaño con el paño húmedo, para luego proceder a limpiarlas.

Se trata de desmontar parcialmente (las partes que tienen contacto con la grasa) o por completo (si se va a hacer un lavado profundo) para hacerles la limpieza de manera eficiente. Una vez que hayas retirado todos los componentes, lava los componentes desmontables con agua y jabón, utilizando un cepillo de cerdas suaves si es necesario. Asegúrate de enjuagar completamente y de dejar que se seque al aire antes de volver a montar los componentes.

3. Lava la campana con agua y jabón

Después de haber retirado todos los componentes desmontables, lava la superficie exterior de la campana con agua y jabón, utilizando un paño suave o un cepillo de cerdas suaves. Asegúrate de enjuagar completamente la campana para eliminar todos los residuos de jabón, ya que los residuos de jabón pueden causar manchas en el acero inoxidable. Si la campana está muy sucia, puedes necesitar utilizar un detergente líquido en lugar de jabón, pero asegúrate de enjuagar la campana con agua limpia para eliminar todos los residuos de detergente.

4. Pulveriza la campana con un limpiador de acero inoxidable

Una vez que hayas lavado la superficie de la campana con agua y jabón, pulveriza la campana con un limpiador de acero inoxidable, utilizando un paño suave o una esponja. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante al utilizar el limpiador de acero inoxidable, ya que algunos limpiadores pueden dañar el acero inoxidable si se utilizan en exceso o si no se enjuagan correctamente. Si la campana está muy sucia, puede necesitar utilizar un poco de agua caliente para ayudar a disolver los residuos más rebeldes. Una vez que hayas pulverizado la campana con el limpiador de acero inoxidable, enjuaga completamente la campana con agua limpia para eliminar todos los residuos.

5. Pulveriza la campana con un desengrasante

Si la campana está muy sucia o tiene una capa de grasa, puedes necesitar utilizar un desengrasante para ayudar a eliminar los residuos. Se debe aplicar  un desengrasante que no contenga alto porcentaje de cloro, por varios minutos. Pulveriza la campana con un desengrasante, utilizando un paño suave o una esponja, y asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante. Una vez que hayas pulverizado la campana con el desengrasante, enjuaga completamente la campana con agua limpia para eliminar todos los residuos.

6. Limpia la campana con un paño húmedo

Para eliminar cualquier residuo que pueda quedar después de haber utilizado un limpiador o un desengrasante, limpie la superficie de la campana con un paño húmedo. Asegúrese de enjuagar completamente la campana para eliminar todos los residuos de agua, ya que los residuos de agua pueden causar manchas en el acero inoxidable. Si la campana está muy sucia, puede necesitar repetir el proceso de limpieza con un limpiador o un desengrasante.

7. Limpia la campana con un paño seco

Para eliminar cualquier residuo de agua que pueda quedar después de haber enjuagado la campana, limpia la superficie de la campana con un paño seco. Asegúrate de utilizar un paño suave para evitar dañar el acero inoxidable. Si la campana está muy sucia, puedes necesitar repetir el proceso de limpieza con un limpiador o un desengrasante.

8. Limpieza interna

Luego de hacer la limpieza en el exterior de la campana, debes pasar un paño humedecido con desengrasante por su interior para eliminar cualquier residuo de grasa, evitando hacer contacto con el motor del extractor.

9. Pulir su superficie

Para finalizar, luego de secadas y ensambladas las partes limpiadas, se procede a darle brillo a la superficie de toda la campana, esto se logra con una mezcla de bicarbonato, unas gotas de limón y agua, utilizando un paño pasar por toda la superficie siguiendo la línea de las láminas inoxidables.

Cómo limpiar los filtros de una campana de extracción

Los filtros de una campana de extracción de humos industrial de acero inoxidable se tapan con el polvo y el humo que se recoge durante el funcionamiento de la campana. Si no se limpian de forma regular, estos filtros pueden obstruirse y reducir la eficacia de la campana. Asegúrate de limpiar los filtros de tu campana industrial de acero inoxidable de forma segura y eficaz siguiendo los pasos que se detallan a continuación.

Paso 1: Desconecta la campana de la energía eléctrica. Si tu campana industrial de acero inoxidable está conectada a la energía eléctrica, asegúrate de desconectarla antes de comenzar a limpiar los filtros. Si no estás seguro de cómo hacerlo, ponte en contacto con el fabricante de la campana para obtener instrucciones específicas.

Paso 2: Retira los filtros de la campana. La mayoría de las campanas industriales de acero inoxidable tienen unos filtros de metal que se pueden retirar y limpiar. Sin embargo, algunos modelos tienen unos filtros de carbón que se deben reemplazar una vez que se han utilizado. Consulta el manual del usuario de tu campana industrial de acero inoxidable para averiguar qué tipo de filtros tiene y cómo se deben limpiar o reemplazar.

Paso 3: Limpia los filtros de metal con agua y jabón. Si tienes unos filtros de metal, asegúrate de limpiar los residuos de polvo y humo que se hayan acumulado en ellos. Pon los filtros en un recipiente con agua tibia y jabón y déjalos remojar durante unos minutos. A continuación, enjuágalos con agua limpia y deja que se sequen al aire libre.

Paso 4: Reemplaza los filtros de carbón. Si tienes unos filtros de carbón, debes reemplazarlos una vez que se hayan utilizado. Consulta el manual del usuario de tu campana industrial de acero inoxidable para averiguar dónde puedes comprar unos nuevos filtros de carbón y cómo se deben instalar.

Paso 5: Vuelve a instalar los filtros en la campana. Una vez que hayas limpiao o reemplazado los filtros, asegúrate de vuelva a instalarlos en la campana siguiendo las instrucciones del manual del usuario. Asegúrate de que los filtros estén bien colocados y ajustados para que la campana funcione correctamente.

Paso 6: Vuelve a conectar la campana a la energía eléctrica. Una vez que hayas terminado de limpiar o reemplazar los filtros, vuelve a conectar la campana a la energía eléctrica y comprueba que funciona correctamente. Si tienes cualquier problema o no estás seguro de cómo hacerlo, ponte en contacto con el fabricante de la campana para obtener instrucciones específicas.

Esto da como resultado una campana extractora limpia y reluciente, con apariencia nueva.

La limpieza del acero, una actividad necesaria cada día

La gran calidad en cuanto a durabilidad y resistencia del acero, combinado con su apariencia (la cual ofrece una estética muy agradable al entorno) lo hace ser el perfecto para fabricar la mayoría de herramientas y mobiliarios en las cocinas industriales.

Sin embargo, a pesar de ser tan resistente, es necesario crear una rutina de limpieza antes, durante y después del servicio, para garantizar la salud de los comensales, además de asegurar que su vida útil no se vea disminuida y mantenga su llamativa apariencia.

bernat navacerrada torras
Bernat Navacerrada Torras

Autor y propietario del portal de anuncios de maquinaria de hostelería MHO, amante de la gastronomía y del mundo de la hostelería. Aunque soy diplomado en Empresariales, donde he aprendido más sobre negocios ha sido vendiendo maquinaria de hostelería durante más de 8 años. He asistido en el postgrado de Seguridad Alimentaria por la UAB, como también he realizado varios cursos de cocinero, entre ellos la formación intensiva de Cocinero en la Escuela de Hostelería Hofmann.

Top